Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja – Capítulo 30

El Origen de la Fuerza

30

“Que fuerza tan increíble……”

Murmuró involuntariamente Asbar, que vio toda la pelea desde el castillo. El resto también había perdido sus palabras, presenciando la brecha en la fuerza que era de magnitud inconmensurable.

“Increíble, Mira-oneechan! ¡Fantástica!”

Excepto Takuto. Que mirando en adoración a Mira, que había ganado la batalla con el diablo, corrió hacia ella. Observando al Caballero Santo, que lo seguía de una manera honesta cumpliendo con la orden de protección, el resto de los miembros de Écarlatte Carillon regresaron a sí mismos y se precipitaron hacia Mira.

“¡Quiero ser fuerte como Mira-oneechan también!”

En el tiempo que se reunieron con Mira, Takuto dijo eso con un brillo en sus ojos.

“Fumu, ya veo. Mientras guardes esos sentimientos, llegarás a ser fuerte”

Haciéndose arrogante de los elogios de un niño inocente, Mira sonrió, mientras acariciaba la cabeza de Takuto. No quedó ni un solo rastro del ominoso ojo mágico, sus ojos volvieron al color habitual. Su figura ya no tenía nada en común con el momento en que luchó contra el diablo, ella se veía exactamente como una chica de su edad debe verse. Al principio los miembros del gremio se sorprendieron, sin embargo, estaban curiosos por el espectáculo que se desarrolló ante ellos. Mira posee una fuerza loca que podría abrumar al legendario enemigo de la raza humana, el diablo.

“No sé qué más decir, pero de todos modos, gracias, Mira-chan. Nos has salvado a todos”

“Sí, quién sabe cómo podríamos haber acabado nosotros solos”

“No he hecho nada digno de elogio. Después de todo, los arrastré a todos en eso”

Emera creía firmemente que Mira salvó sus vidas, pero Mira originalmente iba a venir aquí sola. Y eso significa que ella arrastró a todos a una batalla con el demonio que estaba aquí, así que rechazó la gratitud con un movimiento de cabeza.

“Poniendo eso de lado, Mira-chan es endemoniadamente fuerte. ¿Está relacionado con tu promoción instantánea al rango C?”

De repente Zef sin ninguna advertencia expresó la verdadera pregunta que preocupaba a todo el mundo. A pesar de que preocupa a todo el mundo, Asbar y Fricka supusieron que hay algunas circunstancias que la obligaban a mantenerlo en secreto y con un suspiro miró fijamente a Zef. Zef miraba a Mira. No tenía ni idea de sus circunstancias, pero estaba seguro de que no era una mala persona. Quizás a través de una intuición pura, el juicio de Zef era siempre exacto. Y no sólo Zef sino también el resto del grupo vio como Mira se preocupa por Takuto. Cerca de él, Mira era una onee-san y su manera de hablar de adultos era demasiado adorable.

“Hmm, esto… Bueno, yo se podría decir……”

Después de un momento de especulación sobre las palabras de Zef, considerando la conversación con el Presidente de la Asociación de Magos, Mira concluyó que lo descubrirán de todos modos. Y en ese caso en lugar de inventar excusas cuando empiezan a pedir detalles, decirles primero de su excusa ahorra su tiempo y debe ser coherente. Porque ella era aprendiz de un héroe, el diablo no era más que un fósforo para ella. En realidad, debería convencer a cualquiera que conozca el valor de Dunbalf.

“Entonces…… la razón por la que Mira-chan es tan fuerte es……”

Como se esperaba de ella o tal vez mostrando la reacción natural, Emera como la más curiosa fijamente miró a la cara de Mira, esperando a que continuara. Sintiendo la mirada de una belleza, Mira se puso nerviosa.

“U, um…… ¿Conoces a una persona llamada Dunbalf? Soy su aprendiz. Así que voy a hacer recados en lugar del maestro que no puede moverse”

Junto con la explicación de su fuerza, ella insinuó la razón por la que está aquí, que probablemente pedirían de todos modos. Pensó que incluso si alguien pidiera detalles después de escuchar que estaba aquí en lugar de uno de los Nueve sabios, podría decir que es confidencial.

Mira estaba preparándose para la reacción, pero esa reacción era inesperadamente clara.

“aprendiz de Dunbalf-sama…… eso explica por qué eres tan fuerte”

“El sabio también conocido como el poder de la guerra…. ¿Este es su discípulo?”

Emera y Asbar, bastante convencidos con ella, rápidamente se tragaron su respuesta. Una batalla de increíble escala se había mostrado frente a ellos. Y las huellas de ella todavía están talladas alrededor. Teniendo en cuenta ese poder, podría ser fácilmente uno de los Nueve sabios, un legendario aventurero o un shogun de los Tres Países Sagrados. Es la explicación de la que menos dudarían. Después de todo, teniendo en cuenta lo que veían con sus propios ojos, no tenían ninguna razón para dudar de ello e incluso si lo intentaban, no podrían explicar nada. Por lo tanto, en lugar de pensar en su relación con Dunbalf, sólo tomaron sus palabras como verdad.

“Dunbalf-sama…… aprendiz de uno de los Nueve Sabios”

Contrariamente a Emera y Asbar, que calmadamente aceptaron esa explicación, Fricka repitió esas palabras una y otra vez. Fricka vio esa fuerza abrumadora con sus propios ojos, así que apenas lo dudó. Hubo algunas señales de eso antes de la pelea con el diablo. Pero, a diferencia de Emera y Asbar, Fricka era un mago y sabía que tal cosa nunca había sucedido antes. Ninguno de los Nueve Sabios tomó ningún aprendiz en absoluto. Todos los magos de las Torres de Plata eran sólo investigadores y, aunque podían pedir a los sabios que les enseñaran algo, era lo máximo que podían hacer. No aprendices, ni siquiera estudiantes. Y obviamente no había nadie que obtuviera todas las habilidades a través del entrenamiento privado con cualquiera de ellos, como Mira decía. Antes de que desaparecieran los Nueve Sabios no había rumores sobre los aprendices, y el único que había regresado, Luminaria, tampoco tenía aprendices. Teniendo en cuenta que no podía explicar su fuerza de otra manera, Fricka comenzó a considerar la existencia de la primera en el alumno de historia de los sabios.

“¡Eso es genial! Claro, lo sé. Incluso yo oí ese nombre. Y tú eres un aprendiz de un hombre tan famoso. ¡Mira-chan, eres genial! ”

Como el más despreocupado de ellos, Zef mostró su admiración con gestos. Luego, contribuyendo al alboroto aún más, añadió, mirando fijamente al Caballero Santo que estaba al lado: “¡Mirándolo otra vez, eso sí que es impresionante!” Para Zef, el hecho de que Mira derrotara al diablo y, por lo tanto, los salvara, importaba más que el hecho de que fuera su aprendiz. Y Mira definitivamente era más o menos fuerte. Solo eso. En el buen sentido de la expresión, no podía leer la atmósfera.

En cuanto a Takuto, él sabía quién era Dunbalf pero ese conocimiento no ha extendido más allá del “un héroe de cuentos y de libros de cuadro”. En comparación con eso, Mira era un héroe que había derrotado al diablo y sus ojos brillaban de asombro cuando la miraba.

Mira, anticipando las preguntas, preparaba para las respuestas sobre los términos “sí” o “no”, pero no era necesario por lo que ella felizmente tomó su descanso sin necesidad de más explicación en absoluto. Ella esperaba preguntas porque, para empezar, los Nueve Sabios todavía se consideraban desaparecidos. Y cualquiera podía llamarse aprendiz de alguien que no se sabía si aún vivía, y mucho menos el saber paradero, que era desconocido. Pero todos aquí la aceptaban sin siquiera pensar en eso o en cualquier prueba. Desde el punto de vista de Mira era extraño, pero por lo demás era la única explicación plausible de su fuerza. Después de todo, su fuerza era demasiado aberrante.

“Es extraño, todos lo creyeron muy fácilmente”

Decepcionada por ello, Mira finalmente dijo eso.

“¿Eh? ¿¡Mentiste!?”

Aunque acabada de calmarse con esa explicación, Emera empezó a presionar a Mira otra vez. Poniéndose demasiado cerca de ella.

“No, no lo hice. También, demasiado cerca”

Mira sacudió ligeramente la cabeza y apartó los ojos mirando hacia abajo. Su rostro se puso rojo.

“Quiero decir, mi maestro está desaparecido ahora. Y nadie pregunta sobre eso”

“Ah, sobre eso”

Emera asintió con la cabeza en comprensión.

“Hay algunas teorías sobre su desaparición, por supuesto. Podían haber ido al reino de los demonios, haberse matado unos a otros en una discusión épica, o incluso haber sido llamados al cielo por algún dios. Pero son sólo bromas populares entre algunas personas. Por lo demás, se dice que los sabios se esconden en algún lugar de este mundo, lejos de los asuntos mundanos. Y una aparición de un aprendiz no es extraño ahora ya pasaron 30 años”

Ella no estaba sola en eso. Mientras terminaba, Asbar, mirando a Mira de la cabeza a las puntas de los pies, dijo

“Y también, jou-chan, tu estilo de lucha coincide exactamente con el de las historias de mi padre”

Lo siguió con una sonrisa. Era la razón principal para creer la historia de Mira para él.

“¡Mi padre contaba esas historias con demasiada frecuencia!”

“Y mi padre también. Justo después de que comprendiera que tenía el potencial de convertirse en un mago, a menudo leía historias sobre los Nueve Sabios”

“Bueno. Más bien, no creo que nadie nacido en este país no haya oído hablar de ellos”

Siguiendo a Asbar, las otras tres personas estuvieron de acuerdo y comenzaron a recordar esas historias. Eran muy similares a la escena de la pelea de Mira.

“¿Cuentos?”

Mientras Mira inclinaba la cabeza, Emera empezó a explicar los detalles.

Estaban hablando de historias temáticas sobre los Nueve Sabios, muy populares entre toda la gente del Reino Alkaito, jóvenes o viejos. Y dentro de esas sagas Dunbalf fue representado como un héroe capaz de controlar un millón de invocaciones, aunque había una historia que era la más popular. Esa historia le decía que dominaba tanto la invocación como las habilidades de Senjutsu y practicaba un estilo inaudito de combate cercano para un invocador. Dunbalf corre a través de las bestias invocadas y  luchaba. Todos los niños amaban esa historia. El conocimiento común de sus infancias probaba la historia de Mira.

“No tenía idea de que hubiera esas historias……”

Emera relató brevemente y con pasión el contenido de las historias. Takuto se emocionó también, y su animado “genial, genial” consiguió que Emera se dejara llevar.

“Mira-chan, eso es sólo el prólogo! ¡La saga sobre tu maestro, Dunbalf, no ha terminado todavía!”

Justo cuando el espíritu de Emera se vino aún más alto, ella se agachó, siendo golpeada por el extremo del bastón de Fricka.

“Emera, ya es suficiente. Pensemos en volver primero. No quiero retrasar el informe sobre esa aparición diabólica”

“Ahh… tienes razón. Regresemos, vayamos de regreso…”

Emera contestó con voz ahogada. Cuando se levantó temblorosa, algunas lágrimas aparecieron en sus ojos.

“Ahh, no te preocupes ya lo sé todo, yo podría detenerla también tu lugar”

No le haría daño a Emera si se callaba, pensó Mira mientras miraba su abdomen.

“¡No, Mira-chan! ¡No debes preocuparte porque es culpa de Emera!”

“¡¿Oohh !?”

Fricka casi rompió su voz en falsetto cuando arrebató a Mira para abrazarla. Rápidamente enterró el rostro de Mira en su pecho y comenzó a abrazarla, obviamente sólo para caer al suelo junto a Emera. Ella cosechó lo que sembró. Justo antes de que Fricka se derrumbara, Emera agarró a Mira y la dejó en el suelo.

“Lo siento por ella”

“Ella era normal hace un momento……”

“Tal vez tan pronto como se relajó, ya no podía controlarse”

“Parece difícil para ella”

Diciendo eso, la vieron retorciéndose, y sin embargo feliz rodando en el suelo con “¡Ella era tan esponjosa!”

“Es una decepción”

“Bueno, eso es parte del encanto de Fricka también”

Asbar suspiró y Zef argumentó, justificando todo con la belleza.

……

“Aun así, al igual que Dunbalf-sama en las historias cuando participaba en un combate cuerpo a cuerpo con Senjutsu y la invocación, lograste aprenderlo también, Mira-chan. Eso fue increíble”

Cuando Fricka volvió a sus sentidos, Emera comenzó su apasionado discurso. De hecho, era el estilo de combate del Dunbalf, desviándose del combate de cualquier invocador normal.

“¿Senjutsu? … Rápidamente desapareció y reapareció entonces. El Senjutsu es genial”

“Nada especial en eso”

“Yo también no podía seguirla con ojos a veces. ¿Pueden todos los combatientes de Senjutsu hacer tan locos movimientos?”

“No tengo idea de los demás. No hay nada especial en eso”

“Era como correr por el aire. Tenemos algunos combatientes de Senjutsu en el gremio, pero no creo que ninguno de ellos pueda hacer eso”

“El Sky Stride es el movimiento habitual de Senjutsu. No hay nada especial en eso”

Mira era una luchadora muy experimentada de Senjutsu también, y junto con las espléndidas vistas era un espectáculo un poco sobrenatural. La batalla real fue mucho más intensa que en las historias. Y esas escenas vivas, por supuesto, se quedaron grabadas en sus mentes.

“¡El Senjutsu es increíble!”

Expresando los pensamientos de todos, emocionada, Emera dijo eso. Junto con sus palabras, los miembros del Écarlatte Carillon cambiaron sus juicios sobre el dominio de Senjutsu. Un aprendiz de sabio, mientras que era un invocador, podía hacer tanto con el Senjutsu. Y además, las habilidades de Senjutsu abrumaron al demonio. Por supuesto que estaban fascinados.

“… Qué… estas diciendo…”

Ella iba a mostrar el poder de las habilidades de invocación, pero al final sólo el Senjutsu fue bien visto. La mirada de Mira se perdió en el horizonte mientras trataba de encontrar dónde estaba su error.

“Oye, ¿no es eso muy bueno?”

La próxima vez. Mira apostó por la dudosa posibilidad de recuperar la reputación de invocar el camino de regreso, levanta su rostro debido a la voz de Zef desde lejos. Cuando todos se volvieron, vieron los restos del diablo y su arma a los pies de Zef.

“No hay nada que hacer, se ve mal……”

Asbar dijo que mientras trazaba cicatrices por todo el cuerpo del diablo. Lo golpeó ligeramente con el dorso de la mano y jadeó ante la increíblemente robusta armadura. No estaba seguro de que su swing completo dejaría ni siquiera un solo rasguño en él. Con los mismos sentimientos, Emera la mano en el puño de la espada y juró a sí misma que duplicará la cantidad de entrenamiento a partir de hoy. Un brillo de otro mundo se grabó en los ojos del diablo, como si estuviera tratando de decir que todos conocerán su mismo destino.

Contrario al grupo, rodeando al cuerpo con admiración, Takuto se esconde detrás de la espalda de Mira en cuanto ve al demonio. Mira le acarició suavemente la cabeza, repitiendo “No te preocupes”.

“Así que, sobre esto. Es un poco pesado de llevar para mí.”

Zef, con empeño, levantó la guadaña con ambas manos y se la llevó a Asbar. Al recibirla, Asbar distorsionó de inmediato la cara.

“El… Es bastante pesado. ¡Ay!”

Con esas palabras, agarró la guadaña con ambas manos e hizo un gran giro. Junto con un sonido metálico agudo la hoja perforó el suelo.

“¿Puedes controlarlo?”

“Esta carga es demasiado pesada para mí. Y nunca he usado una guadaña antes. Para empezar, esta guadaña pertenece a la señorita que derrotó al demonio. Bueno, ella no parece necesitar ninguna arma en absoluto, pero debe tener un buen precio si se vende”

“Ah! entonces. Y hay piedras sello mágico y cristales mágicos también, Mira-chan consiguió un buen tesoro. ¿Puedo quedarme una décima parte como pago por la recolección de artículos?”

Zef sonrió en broma. La cosa era que todos los objetos que habían recolectado, desde el primer Ghoul pertenecían a Mira. Por supuesto, Zef comprendía antes de recogerlos, que los demás miembros del grupo no iban a decir nada al respecto.

“¿Qué? Por lo general, estas cosas están divididas. Ya que soy mala en matemáticas, te dejo eso a ti”

Sus palabras hicieron que los miembros del Écarlatte Carillon se sintieran completamente vacíos. Las gemas sello mágico reunidas y el arma del diablo, la guadaña. Sin ser demasiado precisos, era una fortuna. Y todo el mundo aquí veía a Mira como el dueño del botín. Pero el propietario se decidió a dividir porque era obvio. La división del botín después de derrotar a los monstruos juntos es de sentido común para los aventureros, pero ahora, que conocían la fuerza de Mira, no tenían dudas de que sólo venían con ella de relleno.

“Pero, hey, tu invocación los derrotó”

“¿No somos un grupo?”

Como confundida Emera trató de decirle las circunstancias, Mira con una sonrisa devolvió la pregunta.

Mira iba a hacerlo desde el principio sólo porque estaba arraigado en ella como sentido común del jugador. Y, sin ganas sobre discutir sobre los materiales Mira consideró la división igual entre los miembros del grupo como lo mejor. Mira y Emera mutuamente inclinaron la cabeza mientras se miraban. Takuto inclinó la cabeza sin entender su conversación.

“¡Esta generosidad es otro gran lado de Mira-chan!”

Con esas palabras, Fricka saltó y la abrazó. Mira con los ojos exigió a Emera que hiciera algo. Dejando caer sólo otro material en la cabeza de Fricka, Emera rio.

“No se puede medir Mira-chan con sentido común en absoluto”

“Estoy de acuerdo con eso”

Asbar hizo un gesto de asombro con una sonrisa de Emera.

“El dinero no es un gran problema para mí”

Cuando sea necesario, puede simplemente convencer a Salomón.

“Bueno, hablando de alguien que se queda en el Linterna de Verano, es verdad”

“Ohh, tenías que decir eso”

“Yo sí. Estoy un poco celoso ante tu falta de problemas con el dinero”

Emera, con ojos ligeramente distantes, recordó las posadas de la ciudad de Requiem Coronach. Visitaron la Linterna de Verano sólo una vez, como una celebración de la victoria en una batalla. Un montón de platos elaborados y claramente diferentes del interior del hotel barato y con mobiliario cutre usual. Emera recordaba esa noche en que ella, empapada en el estado de ánimo de una princesa, se divirtió con su grupo. Asbar y Zef recordaron ese tiempo también, aunque lo primero que les vino a la mente una risa feliz, no se desvaneció de la cara de Emera. Aparentemente, más que el estado de ánimo de princesa, Emera aflojó su rostro sin ser consciente de eso.

“Etto, ¿Realmente no te importa?”

“Estoy bien. También si hay alguien capaz de usar guadaña en tu gremio, puedes darle esta guadaña”

Ella no puede equiparlo pero, puesto que es un arma rara, no dársela a alguien que realmente pueda usarla sería un desperdicio. Era otra regla tácita de sus tiempos de jugador. Cuando la pieza de equipo cayera, se le da a alguien que pueda hacer más con ella. Mira siempre la seguía y no tenía intención de cambiar eso. Su palabra se dijo con tales sentimientos que pilló a todos en sorpresa otra vez. Emera  de nueo estaba asombrada, Asbar sonrió irónicamente, Zef estalló en risa. Y Fricka recuperó la cabeza, mirando su variedad de reacciones.

“No estoy seguro de cuánto sin tasarlo, pero esa sola cosa vale mucho, ¿sabes?”

“En cuanto a los equipos, si alguien tiene un amigo que pueda usarlo, ese equipo está mejor en sus manos. No necesito eso. ¿Puede alguno de ustedes usarlo?”

“Fumu, para mí es algo difícil, pero hay esta el Caballero Oscuro en el gremio y él debería ser capaz de usar eso, creo”

Asbar estaba confundido, sin comprender exactamente por qué se lo daría a alguien que ni siquiera está aquí.

“Whoa, el Caballero Oscuridad. Se ve bien. Entonces dárselo a el”

(TL: con caballero oscuro se refieren a alguien de su gremio el aparece en los cap más adelante)

“Espera. Estamos agradecidos, ya que haría a nuestro gremio más fuerte, pero debes hacerlo tú misma. Simplemente no podemos aceptar esto así”

“Sip. Estoy agradecida por su propuesta, Mira-chan, pero, sabes, es demasiado incómodo así.”

No es de extrañar que Emera y Asbar vacilaran. Todos los aventureros de alto nivel prestan bastante atención al dinero, pero esto está en otro nivel. En cuanto a Mira, ella no usa guadañas y tampoco tiene tantos problemas con el dinero. Y aun así, a ella no le gustaba la idea de venderla. Después de todo, estaba preocupada de que la guadaña acabara en manos de un villano. Y si hay tan poderosa arma en las manos de un villano, el daño sería desastroso. Es posible que su botín sea usado para el mal. Por eso creyó que darlo al gremio de Emera sería mucho mejor. Incluso después de tan poco tiempo ella pudo decir que todo el mundo en su grupo son sin duda buenas personas. El hecho de venir aquí en por preocupación para ayudar a un niño lo demuestra mejor que nada. Además, seguir las huellas en un famoso gremio debería ser fácil también.

“En cuanto a mí, no quiero que algún indeseable la use si voy si tengo mala suerte al venderla. Así, estaré preocupada, pero no lo estaría si termina en manos de una persona de confianza, ¿no lo crees?”

Con esas palabras Mira miró a Emera, que, todavía atónita, se estaba poniendo cada vez más excitada. Emera reaccionó ante la confianza detrás de esas palabras. Y golpeó derecho en su corazón honesto.

“¡Entiendo! ¡Tomaré la responsabilidad de eso!”

Después de tal declaración Emera sostuvo la mano de Mira e intercambió miradas con fuerte voluntad en los ojos.

“¿En serio? ¡Las palabras de jou-chan tienen algo de sentido, pero nos conocimos hoy!”

“Bueno, tiene razón. Quiero decir que, ya sabes, es demasiado rápido, ¿no?”

“No voy a traicionar a Mira-chan jamás”

Sin duda Fricka afirmó eso. Contrariamente a ella, Asbar y Zef eran felices por dentro, pero todavía decían cosas razonables. Ellos se preocupaban por el futuro de Mira, pero ella misma era perfectamente consciente de eso.

“Si algo sucede, iré a recogerlo yo misma”

Mira sonrió atrevidamente y los miembros de Écarlatte Carillon, comprendiendo lo que ella quería decir con eso, se vieron obligados a aceptarla.


Capítulo Anterior | Directorio | Capítulo Siguiente

1 pensamiento sobre “Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja – Capítulo 30”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s