Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja – Capítulo 26

Espejo del Oscuro Amparo

 

26

El grupo miraba la manera en que Alfina se desvaneció. Todos sus problemas fueron resueltos de tal manera que los ojos de Mira brillaron fuertemente, alejando la imagen del de los Ghouls que los esperaba más adelante.

“Bueno, vamos”

Diciendo eso, Mira señaló el camino frente a ellos. Takuto corrió hacia ella y le agarró la mano. Fricka, siguiéndolo, avanzó junto a Mira y apoyó su cuerpo contra ella. Emera, Asbar y Zef seguían mirando hacia donde había desaparecido Alfina.

“¿Lo viste también?”

“Si, lo hice. Eso fue ridículo”

“Sólo creo que es increíble”

Los tres fueron testigos del espíritu de lucha que venía de Alfina, que desenvainó su espada y corrió. Al entrar en una batalla, todos compararon la fuerza de sus espíritus combatientes con los suyos. Las clases de guerreros pueden sentirlo, y los tres sentían que la fuerza de Alfina eclipsaba todo lo que habían visto antes. Le lanzaron miradas a Mira, que todavía estaba hinchándose el pecho por el orgullo. ¿Quién demonios era esa muchacha, si una existencia tan fuerte como Alfina la llamó “Maestro”?

“Parece que los invocadores son realmente increíbles. Estoy muy impresionada de ver tal demostración por primera vez”

“¿Quién eres tú?”

Mira miraba a la mujer, Fricka, que hablaba con ella. Era completamente diferente del tiempo que habían conocido antes. El rostro que ella mostraba cuando molestaba a Mira desapareció sin dejar rastro; Los ojos parecidos al cosmos de la noche fueron dirigidos silenciosamente a Mira. Mira no podía recordar a nadie que pareciera tan inteligente, por eso esta Fricka era un completo desconocido para ella.

“¿No hemos estado juntos desde el principio? Qué gracioso que estás diciendo”

Fricka contesta mientras con un gesto levantado sus gafas.

 “¡Emera, Emeraaaa! ¡Fricka actúa extraño!”

La extrañeza de Frica, que con una sonrisa le dio una palmadita en la cabeza, obligó a Mira a pedir ayuda a Emera.

“¿Eh? ¿Qué pasa?”

Finalmente, Emera despertó y se acercó a ella.

Fricka es extraña. Es un poco tranquila o quizás demasiado inteligente. De todos modos, ella es rara.

“Ah, por eso”

Entendiendo rápidamente la situación, Emera se acercó a Fricka y de repente la abrazó.

“¿Qué diablos, Emera? Déjalo ahora”

Con esas palabras, Fricka apartó con facilidad sus manos y se liberó.

“Entonces, ¿qué está pasando contigo?”

“Mira-chan, trata de hacer lo mismo”

“P……porque yo haría tal cosa”

Mira claramente vaciló. No entendía porque Emera le decía que abrazara a esta sabia belleza Fricka de repente. Y, aunque ella no estaba en contra de esta idea, no estaba segura de sí estaría bien para ella hacer tal cosa, no podía reunir suficiente valor.

“Oye, hazlo y entenderás todo”

Emera perdió la calma y, agarrando ambas manos de Mira, la obligó a abrazar a Fricka desde el frente.

“Whoa, ¿¡qué haces Emera…….aaaaaaaaaah!?”

“¡Qué lindo, Mira-chan! ¿Quieres abrazarte con una onee-san mayor que tú? ¿Lo haces, verdad? ¡Aquí, acércate!”

Sucedió al instante. Fricka rompió instantáneamente su cara inteligente y fría y abrazó a Mira, que voló hacia su pecho. Entonces ella inmediatamente llevó a Mira a sus mejillas y comenzó a disfrutar de la ternura de Mira.

“¿¡Que está pasando……!?”

Este cambio repentino captó a Mira desprevenida. Ella se desconfía de Fricka después de que se conocieran, pero como no se tomaron medidas preventivas, Mira estaba completamente desprevenida.

“Fricka adora chicas lindas. Ella es generalmente tranquila y compuesta y podemos confiar en ella en la guardia trasera. Pero, como puedes ver, se convierte fácilmente en eso”

“Entonces, ¡explíquenlo con palabras!”

“Creí que sería más rápido. *Tehe*

“¡Tu idiotaaaaa!”

El grito de Mira resonó sin sentido en la mazmorra subyugada. Pero nadie le respondió. Los miembros de Écarlatte Carillon con los ojos llenos de sus profundas condolencias no mostraron ninguna intención de hacer nada. Sólo Takuto mostró su poca adherencia firmemente sosteniendo su mano.

……

 Mira fue finalmente liberada cuando Fricka se recargó completamente con adorabilidad. Aproximadamente 10 minutos pasaron desde su contención. En este tiempo, Zef reunió los ítems útiles de los restos de los Ghouls. Él no era particularmente exigente así que la clasificación de los materiales del demonio era su especialidad.

Después de eso, el grupo finalmente se movió. Entraron en el pasillo más allá de la zona donde se encontraron Ghouls, y luego fueron al siguiente pasillo. No se podía encontrar un alma aquí, sólo pilas de ceniza diseminadas alrededor.

“No siento a nadie aquí”

Comprobando el pasillo por si acaso Zef giró a la derecha y dijo que era seguro. El grupo entró en el salón, y Zef siguió explorando la zona. Luego encontró algo que brillaba en un montón de polvo delante de él.

“Oh, ¿no es una gema de sellado mágico?”

Con estas palabras, Zef sacó una piedra púrpura de mármol de la ceniza. Notando que, Asbar pateó el montón de cenizas, confirmando que había otra gema dentro y miró por todo el pasillo.

“¿Podría toda esa ceniza ser los restos de los demonios?……”

Había más de 10 pilas de cenizas en esta habitación de 24 metros cuadrados.
Mira cogió una gema sellado mágico de una pila.

Fumu, todavía dejan caer los artículos que deberían

Los demonios vivientes son una de las fuentes primarias de las gemas de  sello magico. Las gemas sellan el poder mágico requerido para mover cadáveres y muchas cosas exigen este maná. Parece que incluso en realidad de los demonios del cementerio subterráneo dejan caer las piedras selladas. Anteriormente muchos jugadores cultivaban estos monstruos de mazmorra para las gemas sello mágico. Fue un poco popular entre los jugadores, hasta el punto de que lo apodaron “visitar las tumbas”.

Mientras Mira estaba ocupada con recordar eso, Zef logró reunir todas las gemas en las pilas. En total, encontró 14 gemas.

“Estoy pensando, ¿podría todo ser el trabajo de Alfina?”

“En estas circunstancias, ¿quién más?”

“Entonces, ¿por qué se volvieron cenizas? ¿No estaba armada con una espada? ¿Tal vez pueda lanzar hechizos de fuego?”

A menos que ella sea un hechicero de alto nivel, no puede quemarlos para completar la ceniza. Sin embargo, no hay rastro de tal magia de alto nivel por lo que no creo que ella puede ser un hechicero.” Fricka rechazó la idea de Zef. Como Zef mencionó, Alfina tenía una espada. Todos los cadáveres debían tener heridas cortantes de la espada, pero lo más parecido a los cadáveres eran los montones de cenizas esparcidos aquí como polvo. Es imposible quemarlos completamente a cenizas sin un ataque de llama muy fuerte. Podría hacerse con la magia, pero debería ser una brujería de alto nivel. Sin embargo, cualquier poder fuerte debería dejar huellas apropiadas, y Fricka descartó con confianza esta suposición. Todo el mundo trató de averiguarlo, y después de algún tiempo miraron a Mira.

“Mira-chan, dame la respuesta, por favor”

Zef con un guiño exigió una explicación y Mira comenzó a hablar. Comenzó con la razón por la que eligió a Alfina entre sus innumerables convocatorias.

“Eso es porque su espada es una espada forjada de luz condensada. Cada vez que corta un demonio, un flash de luz lo quema. Cada monstruo aquí es un no – muerto, así que nada puede detener a Alfina”

“Nunca he oído hablar de esas espadas……”

Emera, con un brillo en los ojos, miró los montones de polvo que la rodeaban. La mitad de la razón por la que habló al jefe del Écarlatte Carillon para que le prestara su espada era porque quería probarla. Emera adoraba las famosas espadas.

“Ya veo. Me sorprende que puedas convocar a alguien con tal espada”

Asbar empezó a respetar la invocación aún más.

……

La conquista de la mazmorra de rango C, el Antiguo Templo de Nebulápolis, fue más fácil de lo que Emera esperaba…… tal vez, era malo llamarla “conquista” ahora. El mayor peligro de la mazmorra – los demonios – se convirtieron en pilas de ceniza que Zef ansiosamente barría. Lo más ‘aventurero’ que hicieron fue que Emera comprobara el camino con el mapa en habitaciones con varias salidas.

“¿Y por qué exactamente lo seguimos? ¿Para robar las gemas de sello mágico?”

Zef pronunció eso mientras terminaba de recoger los materiales. A Zef no le importaba tanto, pero la líder del grupo – Emera – se sentía incómoda. Estaban acompañando a Takuto hasta el Hall del oscuro amparo. Era su plan, sin embargo, Mira demostró que podía hacerlo sola. Permitir a los niños ir solo a una mazmorra de rango C, donde incluso los aventureros de alto nivel se ven obligados a tener cuidado estaba fuera de la cuestión. Emera comprendió irónicamente que después de haberse impuesto sobre ellos con tal razonamiento, todavía no ha conseguido una segunda oportunidad de usar su espada del espíritu.

“Entonces, ¿cómo está la sanguijuela?”

“¡No me lo recuerdes!”

Esta palabra hería a Emera, pero ella no tenía nada que decir en respuesta.

……

Después de eso, procedieron a una sala en el centro del tercer piso. Había el montón más grande de ceniza en la mazmorra. Y la fuente de eso era el principal temor de Mira, que la hacía recurrir a la invocación, un Ghouls gigante. Y ahora Zef estaba esparciendo esos restos.

“Whoa! ¡Un cristal mágico!”

Zef levantó una joya de tamaño de palma que encontró en la ceniza. Los miembros de Écarlatte Carillion, que hasta entonces no se preocupaban, volvieron instantáneamente sus rostros hacia él. No había maravilla en eso. Los cristales mágicos son un materoal terriblemente raro de grandes monstruos no-muertos.

“¡Eso es genial! Déjame ver”

“¿Lo es realmente?”

“Tuvimos mucha suerte.”

Emera, que se recuperó completamente, cargó hacía Zef, y Asbar contempló la joya de sus manos desde lejos. Frica no ha mostrado mucha reacción pero todavía enrojeció sus mejillas.
Takuto no tenía ni idea de lo que era el alboroto y sólo mostraba una sonrisa feliz, igualando el aire aquí. Y Mira, siendo ella misma, reflexionó sobre la rareza de este material como si no fuera asunto suyo.

……

Y un poco más tarde finalmente llegaron a su meta, el quinto piso, donde se hallaba el hall del es Espejo del Oscuro Amparo. El paisaje que los rodeaba era el mismo, ni un solo demonio y sólo pilas de cenizas. Sin embargo, el número de esas pilas aumentó y se hicieron más grandes. Casi podían ver los valientes balanceos de la espada de Alfina. Emera y Asbar jadearon. Se suponía que debían vencerlos a todos ellos mismos.

“El exterminio está completo”

Alfina los esperaba en el pasillo. No había señales de que se cansara, ni un solo arañazo en la armadura.

“Sí, gracias por el trabajo duro. Como se espera de ti”

“Tus palabras de alabanza son un honor para mí.”

Mira sostuvo su mano sobre Alfina que estaba arrodillada en un arco.

“Te mereces un poco de descanso”

Hizo el orden de regreso y Alfina, envuelta en un círculo mágico, se desvaneció.
Todo el mundo lo observó en silencio, sólo Zef miró el regreso con tristeza.

……

El diseño de la quinta planta era simple, justo después del paso por la escalera había un pasillo cuadrado con pasajes a cada lado. Vinieron de la 4ª planta, así que sólo 3 eran para avanzar. La izquierda conducía a un almacén, delante de ellos estaba el camino hasta el último piso, por lo que su objetivo el hall del Espejo del Oscuro Amparo debería estar a la derecha. Emera comprobó el mapa y giró a la derecha. Zef, que estaba barriendo las cenizas, siguió al grupo un poco atrás.

“Entonces, parece que llegamos al vestíbulo”

Abrieron una puerta de cobre al final del pasillo y llegaron a una habitación con pinturas misteriosas en las paredes. Mira, que no ha olvidado esta excéntrica vista, revisó el espejo justo delante de la entrada. Emera y Asbar miraron alrededor de la habitación, pero no había monstruos ni montones de cenizas. Sólo un solo espejo. A juzgar por el conocimiento de Mira, ningún demonio aparecería en esta habitación. Las misteriosas siluetas que se alzaban bajo la pálida luz de los faroles las hacían dudar si este espejo tenía otro efecto además de mostrar al difunto.

El jadeo de alguien rompió el silencio.

“¿Qué pasa? ¿Por qué te acurrucas aquí? ¿Has llegado a la meta?”

Zef los alcanzó. Su voz sorprendió a Emera.

“Sí……sí, lo hicimos. De alguna manera”

Enrojeciendo su rostro por la vergüenza de que una cosa tan trivial la asustara, Emera señaló el espejo.

“¿No es genial, Takuto? Ahora puedes conocer a tus padres de nuevo”

“Sí, gracias a todos ustedes. Muchas gracias”

Zef vio el espejo y, contento como era su objetivo, estaba acariciando la cabeza de Takuto. Takuto, que estaba sonriendo, derramó algunas lágrimas mientras respondía.

“Así que, ve a ellos ahora”

Mira soltó su mano y empujó ligeramente su espalda. Takuto, sometiéndose a ella, asintió con la cabeza “Sí”, e hizo un paso adelante y llamó a los nombres de sus padres en la parte delantera del espejo. El espejo era extremadamente fácil de usar, sólo se requiere que usted llame al nombre de la persona que desea reunirse al pensar en ellos. Y Takuto, reuniendo todos los recuerdos de los padres que tenía, los llamó frente al espejo.

……

…………

“¿Han aparecido ya?”

Contuvo la respiración, Emera no pudo controlarla. Pero cuando Fricka rápidamente la miró, se encogió de hombros y tristemente se apartó.

……

…………

 “¿Sólo él puede verlos?”

Incapaz de soportar el silencio, Asbar le preguntó eso. Pero nadie iba a contestar, así que solo podía mirar a Takuto.

……

…………

“Takuto”

El primero en notar el cambio fue Mira. Se acercó más a Takuto y le acarició el cabello con suavidad. Al ver eso, el resto de los miembros iban a intervenir cuando Takuto estalló en voz alta llorando y, ansiando el calor, se aferró al pecho de Mira.

“Papá…… Mamá……”

Aceptando su inundación de lágrimas, Mira le rozó suavemente la espalda.

“¿Qué pasa? ¿Sus palabras de despedida fueron tan tristes?”

Takuto negó con la cabeza en respuesta a su pregunta y, con sus lágrimas, levantó la vista.

“Papá y mamá no quieren conocerme”

Después de esas palabras, volvió a llorar. Parece que no los ha conocido. Emera y Fricka le pusieron las manos sobre los hombros y derramaron algunas lágrimas de desaliento. Asbar voló sin saber qué hacer. Abrió su caja de artículos y trató de encontrar dulces o bebidas. Y Zef reflexionó en la parte delantera del espejo. Tal vez se rompió y perdió la capacidad de llamar a los difuntos.

“Lyrica”

Zef susurró este nombre. Era el nombre de su hermana pequeña que falleció antes debido a una enfermedad. Esta palabra involuntariamente dejó su boca.

¡………││!

Una luz pálida apareció en el espejo y en el momento siguiente una niña se reflejó detrás de ella. Tenía unos 15-16 años. Llevaba una pieza roja de una sola pieza y tenía el pelo castaño apartado en dos trenzas. Con una sonrisa amistosa, miró hacia arriba al Zef.

“De ninguna manera……”

Sin duda, fue su hermana Lyrica. Ella no ha envejecido después de su muerte y tenía su favorito de una pieza y el estilo de pelo que recordaba bien. La misma Lyrica que vio la última vez era la del espejo.

“¡Lyrica……Lyrica!”

Zef se agarró al espejo de forma involuntaria y llamó a su nombre.

“¿Onii……chan?”

La chica del espejo respondió dudosa a sus palabras. Zef confirmó que puede oírlo y explotó con los sentimientos que tenía antes.

“Perdóname, Lyrica. ¡Por favor perdona que no pude salvarte! Si pudiera volver a casa más rápido, tú……”

La voz de Zef se enloqueció a medio camino y sus disculpas se hicieron borrosas. A pesar de eso, Zef continuó elevando su voz junto con la palabra “perdona” que se mezcló a veces. El que se detuvo Zef mientras en la ráfaga de emociones escupió todo lo que llevaba dentro era Lyrica misma.

“Onii-chan, ¿por qué te disculpas? ¿Has hecho algo malo?”

“Yo……no te he salvado. Si hubiera vuelto a casa antes, podrías vivir”

Zef continuó gritando su confesión. La única persona que conocía las circunstancias, Asbar, con un ceño fruncido comenzó a caminar hacia Zef. Cuando Asbar iba a decir que no era culpa de Zef,

“¡No es tu culpa! ¡Me fui a causa de una enfermedad! ¡No por tu culpa! ¡No he venido aquí para escuchar sus disculpas! ¡Quería darte las gracias!”

La chica del espejo regañó a Zef, su hermano carmesí. Ella estaba molesta. Se disculpó por razones tan estúpidas. Y se estaba culpando a sí mismo.

“¡Onii-chan!”

“¿Qué?”

Llena de furia, la voz de Lyrica hizo Zef reflexivamente enderezarse. Notando eso, Lyrica rompió una sonrisa.

“¿Lyrica?”

“Onii-chan, no has cambiado”

“Eh……a…… ahh”

Cuando Lyrica todavía estaba viva, regañó a Zef cuando sus miserias iban al agua. Mucho tiempo pasó desde entonces, pero su cuerpo todavía recordaba la voz de Lyrica.

“He muerto por una enfermedad. No te culpes”

“Pero, Lyrica,”

“Sin peros. Sé que lo hiciste por mí. Por eso gracias. Te quiero, Onii-chan”

Después de esas palabras, la imagen de Lyrica lentamente comenzó a difuminarse. Parecía que el tiempo había terminado.

“¡Yo también! ¡Yo también te quiero!”

Gritó Zef a la desaparecida sombra de Lyrica. Después de eso, todo el mundo tenía la sensación de que la niña sonrió un poco.


Capítulo Anterior | Directorio | Capítulo Siguiente

Anuncios

1 pensamiento sobre “Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja – Capítulo 26”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s