Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja – Capítulo 24

Formando la Party

 

24

Era la mañana después del día en que Mira prometió ir al Antiguo Templo. Ella tiene una caja de almuerzo en el comedor de la posada.

Después de que la chica vestida en estilo gótico saliera de la posada, el personal se entusiasmó intentando adivinar su identidad. Opiniones como la hija de un noble, un miembro oculto de la realeza, o un hijo ilegítimo de algún aventurero poderoso estaban volando y en ocasiones los aventureros cercanos se unían a su disputa. Mira misma no se había dado cuenta de que se convirtió en el centro de tal atención exagerada.

……

El cielo estaba despejado, el día era perfecto para un picnic. Mira avanzó hasta el lugar designado, el frente de la Asociación, bajo la suave luz del sol de la mañana. Aún era muy temprano, amas de casa de compras y aventureros armados destacaban entre la gente dispersa por la calle principal que iba a trabajar.

Mientras Mira avanzaba, entusiasmada por mostrar la verdadera fuerza de la invocación, una multitud se reunió en su destino – una plaza frente de la Asociación.

“¿Que es eso?”

Murmurando eso, Mira se sentó en un banco frente a la Asociación de Magos. Trató de encontrar a Emera y Takuto pero no pudo encontrarlos.

Pensando que llegó un poco temprano, sacó un zumo de manzana y tomó un trago.

……

 Pasaron 15 minutos desde que Mira llegó al frente de la Asociación. El reloj en el menú confirmó que era 10 AM. Era la hora acordada. Y los dos no han venido todavía.

“Tarde. Ellos llegan tarde”

Mira dejó caer una queja al enviar un vistazo a los alrededores. Vio que la extraña reunión aún llenaba la plaza.

¿Hay una venta por la mañana o, tal vez, o una actuación callejera?

Pensando que una manera de matar el tiempo, Mira decidió averiguarlo, y un chico familiar, abriéndose camino entre la gente, trató de saltar hacia ella. Pero, tropezando con las piernas de las personas, dejó caer las dos monedas de cobre que tenía y comenzó a perseguirlas.

“¿Qué, ya estabas aquí, Takuto?”

Mira, dirigiéndose a la multitud, recogió las monedas y llamó al niño familiar: Takuto.

“¡Ah, buenos días, Mira onee-chan! Gracias”

Al conseguir las monedas, Takuto saluda a Mira con una sonrisa amistosa.

“Y no deberías estar tú solo. ¿Dónde está Emera?”

“Por ahí”

En respuesta Takuto señaló a la multitud en la plaza. Mira pensó que si Takuto salía de la multitud, debía haber llegado temprano también y haber perdido el tiempo allí.

“¡Emera onee-chan, Mira onee-chan estaba aquí!”

Takuto se volvió hacia la multitud y, corriendo hacia ella, alzó la voz para llamarla. Poco tiempo después, la elfa de cabello negro Emera apareció empujándose entre la multitud.

“Llegas tarde, Mira-chan. ¿Cuánto tiempo debería esperarte?”

Diciendo que ella esperaba por ella, Emera hinchó burlonamente sus mejillas. Pero Mira consideró que Emera se estaba mezclando con la multitud mientras esperaba, así que se encogió de hombros.

“No digas tonterías. Soy yo quien te estaba esperando. Yo estaba sentada en este banco todo el tiempo”

El silencio voló entre ellos. Entonces los ojos de Emera comenzaron a vagar y ella con una sonrisa irónica se unió a sus manos en disculpa.

“¡Lo siento! No esperaba que se reunieran tantas personas”

Emera hizo una excusa así. Pero cuando Mira, notando algo extraño en esta excusa, abrió su boca,

“¿A sí que este es el niño y  Mira jou-chan que la vice-capitana nos habló?”

Un hombre enorme miró por detrás de Emera. Su armadura de metal maciza brillaba con un color plateado contundente y sus guantes tenían un diseño de campana escarlata. Un enorme martillo del tamaño de su altura insinuaba una extraordinaria fuerza física. A pesar de eso, tenía una expresión bondadosa, y su corto cabello rojo y su rostro rojo alrededor de la boca sostenían una atmósfera de salvajismo. Y, usándolo como señal, dos personas más mostraron sus caras.

“¡Wow, ella es absurdamente linda!”

Con esas palabras, una mujer se alineó a la derecha de Emera, con su túnica de color púrpura ligeramente levantada. Sus ojos azules detrás de las gafas de cuadros azules brillaban con lujuria. Una manga de su túnica tenía un bordado de campana escarlata. A primera vista dio una impresión intelectual, pero sus acciones lo arruinaron. Su cabello, que se extendía un poco más allá de los hombros, era verde; Se colocó un bastón de aproximadamente 1 metro de longitud sobre su espalda.

“¿De Verdad? ¿Dónde? ¡Ah, que belleza! Aunque prefiero esperar unos 5 años”

Esta vez un hombre con equipo ligero se alineó a la izquierda de Emera y observó apasionadamente a Mira de la cabeza a los pies. Tenía el pelo castaño y pendiente, su pañuelo verde tenía el mismo bordado de campana escarlata. Hermosa cara y altura alta, dos dagas en la cintura, chaqueta negra y pantalones de color caqui. De un vistazo era un hombre tranquilo.

“¿Quiénes son?”

Preocupados por estar expuesta a su atención, Mira observó a los tres que, a juzgar por sus acciones, eran conocidos de Emera.

“¡Los mejores miembros que pude escoger en mi gremio, Écarlatte Carillon!”

Emera respondió con confianza.

“Más bien, nadie más estaba libre hoy”

“¿Por qué le dijiste eso?”

Emera agarró furiosamente el cuello de la capa del hombre tranquilo y lo sacudió. En respuesta, el hombre repitió “Lo siento, lo siento” sin ningún indicio de culpa en su voz.

“Yo soy Asbar. Encantada de conocerte, jou-chan”

Un hombre enorme sonrió alegremente. Con la mirada severa, era difícil esperar que esa amistad fluyera de él.

“Soy Fricka. Un placer”

La mujer vestida de púrpura, ajustando sus gafas, sonrió ligeramente y presentó una mano solicitando un apretón de manos.

“S……sí. Soy Mira. Igualmente”

Pensando que la impresión que tenía de la mujer estaba equivocada, Mira buscó la mano ofrecida con su mano derecha.

“¡Tan bonita como se esperaba!”

En el momento en que Mira le estrechó la mano, Fricka sonrió y angustiada con una voz dulce y completamente diferente.

“Mira-chan, Mira-chan. Mejillas blandas ~”

Con esas palabras Frica seguía apuntando las mejillas de Mira. Mira trató de alejarse, pero fue atrapada por su mano para que no pudiera salir de su alcance. Sacudió la cabeza para resistirse, pero Fricka seguía empujando sus mejillas.

“¡Haz algo, Emera!”

Emera, quien fue llamada, soltó al hombre con equipo ligero y giró la cabeza. Y luego, acercándose un suspiro con una sonrisa torcida, dejó caer una mano en la cabeza de Fricka. Las estrellas volaron ante los ojos de Fricka.

“Lo siento, Mira-chan. Traté de pedirle a Frica que hiciera todo lo posible para contenerse”

“Preferiría que se detuviera por completo y no hiciera lo mejor que pudiera”

Fricka, que sostenía la cabeza entre las manos, fue alejada por Asbar. Mira recordó a Sherry, una camarera de la tienda de la SilverWand en la aldea donde ella paró en su camino al Reino de Alkaito.

“Yo soy Zefold. Llámame Zef”

El hombre tranquilo que se llamaba Zefold se acercó silenciosamente e igualando la altura de sus ojos, sonrió ampliamente. Ese comportamiento despreocupado causó inesperadamente una buena impresión a Mira.

“Soy Mira. Entonces, ¿por qué están aquí?”

“¡Para ayudarte!”

Ninguna palabra sobre ellos apareció en la conversación de ayer, así que Mira preguntó, dando una mirada a las tres personas. Pero Emera respondió que era algo natural. Habló con estas tres personas después de escoltar a Takuto, planeando barrer todas las preocupaciones restantes. Un grupo de 3 personas que fueran a una mazmorra de categoría C no le daba más que preocupaciones. Y no había ninguna razón en particular para ir sólo con tres personas. Cuando decidió ir al Antiguo Templo ya iba a recibir ayuda de los miembros libres de su gremio.

“Fumu, bueno, bien. Entonces vamos. Te dejo ser la guía”

Mira no tenía nada contra miembros adicionales. Además, en comparación con la compañía de la belleza Emera, seguramente podría calmarse más fácil con hombres como Asbar y Zef.

Mira tomó la mano de Takuto y se iba a poner en marcha, pero la mirada de la calle principal la hizo abrir los ojos en un aturdimiento. Por alguna razón, su entorno estaba lleno de gente.

La gente que vio en la plaza ahora se agolpaba alrededor de este lugar. El gremio de Emera los hizo reunirse aquí. Este gremio era famoso por los aventureros de alto nivel, y cuando cuatro miembros del Écarlatte Carillon se reunieron, no había manera de que no llamaran la atención. Habían llegado al frente de la Asociación antes que Mira. Después de terminar con algunos negocios en la Asociación, esperaron en la plaza y sorprendieron a la gente reunida alrededor, haciendo que la multitud misteriosa. Cuando el origen dejó a esta multitud y se reunieron con Mira, no debería haber necesidad de decir que el mismo fenómeno ocurrió.

“Emera-neesan, eres fantástica!” “Fricka-tan, regáñame por favor” “Zef, no te vuelvas demasiado arrogante” “Asbar, por favor, invítame la siguiente bebida” “¿Es esta linda chica un nuevo miembro? Zef, mantente calmado de noche”

Al oír que ella recoge la atención en esta ruidosa plaza, Mira apresuró a Emera.

“Bueno, entonces vamos. Todos, en marcha”

“Si señora.”

Emera levantó vigorosamente su mano derecha y se dirigió al lado norte de la calle principal. Sólo Zef le respondió. Asbar rio con una gran sonrisa y Fricka no quitó los ojos de Mira. Sintiendo tal incomodidad, Mira se esconde casualmente detrás de Asbar. Takuto, todavía sosteniendo su mano, la siguió.

Mientras Emera procedía, la multitud sin obstáculos abría el camino y envió ánimos desde atrás. A Mira le impresionó que los aventureros de alto nivel sean tratados como personas famosas.

……

Salir de la ciudad de Requiem Coronach e ir a las montañas del norte les tomó unos 20 minutos. Después de que salieron del bosque, junto con unas estatuas talladas, delante de sus ojos estaba su destino, el Antiguo Templo de Nebulápolis, saludaba con una apariencia digna.

“Bueno, finalmente estamos aquí”

“Una vez más, esta es una magnífica vista”

Mientras Emera se estaba preparando, Mira se sentía como un turista. La diferencia en sus actitudes era obvia.

Su grupo se detuvo frente al Antiguo Templo. Aunque no fuera lo usual, los monstruos podrían acechar alrededor del pasillo ritual junto a la entrada así que se pusieron en alerta.

“Bien, voy a comprobarlo”

Después de decir eso, Zef sin un sonido deslizó dentro del templo.

Poco después de eso “Está limpio” resonó desde el interior.

El grupo procedió dentro de la sala ritual y todos se sentaron. Cuando todos se acomodaron, Emera empezó a hablar.

“Bueno, vamos a confirmar nuestra meta. Nuestro destino es el Hall del Oscuro Amparo que se encuentra en el quinto piso, ¿no?”

“Sí, me dijeron algo sobre el espejo del oscuro amparo. Pero a medida que estemos más cerca del quinto piso, los monstruos se volverán problemáticos y numerosos, ¿estaremos bien? ¿Junto con esta jou-chan y ese muchacho?”

Écarlatte Carillon había pasado esta mazmorra varias veces. Después haberse preparado bien, siendo un grupo de miembros principales entraron dentro y despejaron la mazmorra hasta el quinto piso. En comparación con esos tiempos, ahora que su habilidad había mejorado, sería diferente, sin embargo, sólo había cuatro miembros principales y la defensa de los niños requiere atención. No se podía evitar que Asbar mostrara su preocupación.

“Huh, repite eso después de que lo veas. Cambiaré la estrechez de tu punto de vista”

Mira hinchó descuidadamente su pecho y dijo eso. Ella pensó que si están recibiendo tanta atención, debería ser una buena oportunidad para que el mundo reconozca el poder de los invocadores.

“Bueno, bueno, entonces lo esperamos”

Con esas palabras Asber, comprendiendo que ella está en la edad de actuar como un adulto, se preparó para agarrarla y huir en cualquier peligro. El resto de los tres miembros pensaron lo mismo.

“Yo y Asber seremos la vanguardia, y, manteniendo a Mira-chan y Takuto-kun entre nosotros, Fricka y Zef protegerán la parte trasera. ¿Entienden?”

“Entendido”

“Bueno”

“Esta bien bien”

“Bueno, por qué no”

“¡Sí! ¡Gracias a todos!”

Todo el mundo respondió cuando los cuatro miembros de Écarlatte Carillon empezaron a revisar sus armas. Asber examinó el mango y la borde de su martillo, Frica, además de un bastón, alineó varias cartas. Zef recubrió sus dagas con algo parecido a aceite. Y Emera tomó un sable de la caja de objetos para ponerlo en su cintura, poniendo la espada que tenía en la caja de objetos.

“Oh, ¿es la espada del líder?”

Asbar preguntó cuándo vio esta espada. Al mismo tiempo, todos se volvieron hacia Emera.

“Si lo es. Es Nebulápolis después de todo, después de escuchar donde íbamos es la razón por la que me la prestó. Debe poder ayudarnos mucho aquí”

Con esas palabras, Emera desenfundó la hoja. Esta espada de doble filo proyectaba una débil luz blanca, revelando que no era una espada común.

“Hou, ¿una espada de elemental de luz? Tienes cosas interesantes”

Dijo Mira, mirando la espada de Emera. La luz débil emitida es un rasgo de este elemento. Y, incluso entre las espadas elementales de luz que eran raras, ésta tenía detalles algo particulares. La espada elemental de luz es más popular – la espada sagrada – estaba hecha por un herrero intercambiando agua con agua bendita y fuego con fuego sagrado. Hay varios métodos diferentes, pero los diseños de espada santa y la espada de dios son únicos y de un vistazo es obvio que no son simples espadas. Y la espada que Emera sostenía era un sable algo mediocre. Aunque emitía luz pálida, no parecía tener nada más inusual. Pero no para los magos. Especialmente para los magos superiores que podían ver lo que pasaba alrededor de la espada.

“¿Cómo lo sabias? Es el sable del líder, lo tomé prestado”

Emera con esas palabras puso la espada de nuevo en la vaina y las partículas brillantes a su alrededor desaparecieron rápidamente. Estas partículas brillantes fueron la razón por la que Mira dijo que era una espada elemental. Una espada del elemental es una espada con una bendición de un espíritu, el efecto exacto depende del espíritu. No tiene por qué ser una espada, puede ser cualquier arma, y esos equipos son llamados armas espirituales. El efecto puede ser unido a cualquier arma, y los magos pueden ver algo de este poder. Al igual que los guerreros ven espíritu de lucha, los magos ven espíritus. Por eso pueden ver el poder de los espíritus en espadas. Es de conocimiento común para los magos. Y los mejores magos pueden ver con precisión muchos espíritus. Emera, Asbar y Zef simplemente pensaron que era una chica bien informada, pero para Fricka era diferente. No podía ver las partículas de luz que probaban la fuerza del espíritu en la espada. Y sin verlos es difícil decir que es una espada elemental de un vistazo. Esta chica vio los restos de un espíritu de luz que incluso el aventurero de alto nivel Fricka no podía ver. Se convirtió en una señal para Fricka que empezó a sospechar que Mira no era una chica normal.

“Vamos a confiar en ti”

Asbar sonrió y, dejando atrás su martillo, se puso de pie.

“Sí, yo me encargo. ¡Bueno, vamos!”

Después del vigoroso ascenso de Emera, todos se levantaron y fueron al altar, la entrada al primer piso del Antiguo Templo Nebulápolis.

Mira sacó su caja de la caja de objetos y, recordando lo que le dijeron cuando la consiguió, empujó el pase del Antiguo Templo contra la barrera de cristal que rodeaba el altar.

“Finalmente. ¿Hay algún botín aquí?”

“No olvides por qué estamos aquí. Acompañadlos hasta el Hall del Espejo de Oscuro Amparo”

“Bien, entiendo eso”

Al pasar por la oscilante barrera, Asbar le advirtió a Zef que estaba saltando por la escalera. Asegurando que Emera, Fricka y Takuto pasaron la barrera, Mira, guardando el pase, los siguió.

Pocos instantes después de que bajaran las escaleras, la barrera volvió a su fuerza original y pequeños pájaros comenzaron a cantar dentro de la sala ritual vacía de nuevo.


Capítulo Anterior | Directorio | Capítulo Siguiente

1 pensamiento sobre “Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja – Capítulo 24”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s