Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja – Capítulo 23

Sentido Común

 

23

Por esta repentina petición del niño, Mira fue tomada por sorpresa, ella no sabe la situación por la cual el niño quiere ir allí, esto es un poco preocupante.  También considera concederle la petición, seguramente esta es la causa el llanto del niño.

“Que es lo que pasa. Me puedes hablar de ello”

Cuando Mira le dice, el niño asintió levantando la cara con una mirada seria.

“En el lugar más profundo del Antiguo Laberinto, escuche que existe un espejo que es posible hablar con los muertos. ¡Quiero que me lleves a allí!”

“Un espejo para hablar con los muertos……eh. No escuchado tal cosa”

Mira muy pocas vece entro en el Antiguo Templo en el periodo del juego. Por lo general, ella exploraba junto con los Nueve Sabios y ellos normalmente lo llamaban como una aventura, y esas veces estaba relacionado con misiones.

 “Parece que se trata sobre el Espejo del Oscuro Amparo. También escuche sobre eso, recuerdo que un amigo estaba contento de haber hablado con su madre por medio del espejo que murió hace mucho tiempo”

“Espejo del Oscuro Amparo……dices”

Buscando esas palabras en su memoria, Mira recordó una misión. Una poderosa enfermedad de la antigüedad había comenzado a mostrar su poder de nuevo, y en esa misión de alto rango había que hacer algo sobre la enfermedad. La manera de tratar con él era viajar por el continente y encontrar libros que hablaran de la cura para esta que fueron dejados por si resurgía de nuevo. Como nadie sabía dónde se encontraban estos libros, se requería que un jugador invocar  a un rey antiguo para preguntar sobre la localización del libro, es ahí donde entraba en juego el espejo del oscuro amparo, había una parte de la misión en el santuario antiguo, el espejo estaba en el quinto piso.

Mira, pensando sobre lo que ocurrió en aquel entonces, recordó aquel gran antiguo espejo.

Era un objeto de evento en aquel entonces, pero ahora, que el juego era una realidad, Mira “actualizó” su sentido común a que ahora podría ser usado de esta manera.

“Mis padres eran aventureros. Pero hace cinco años fueron a una misión y… aún no han regresado. Espere por ellos con mi abuela en casa. Pero la semana pasada, gente del gremio dijo que mis padres desaparecidos estaban muertos”

Mira escuchó en silencio la historia del niño acompañada de llantos y sollozos y gentilmente limpió sus lágrimas. Su explicación tenía un simple punto que carecía de sentido para Mira. Mira lanzó una mirada a Emera que debería saber algo sobre esto.

“Bueno, ya sabes, por las normas de la Asociación cuando alguien desaparece por más de 5 años tras ir a una misión, es dado por muerto”

Mientras esperaba por el chico que no podía hablar por sus agitados sentimientos en estos momentos, Emera hizo esta aclaración. Mira no sabía como consolarlo así que no podía hacer más que mirarlo.

“Tu tienes un pase para el Antiguo Templo, ¿cierto? déjame ir contigo, te lo ruego”

El chico cerró sus ojos y los abrió enérgicamente llenos de determinación y se inclinó.

Mira sin pensarlo mucho puso su mano sobre la cabeza del niño y empezó a acariciarla.

“Este bien, entendido Si tienes tantas ganas de ir, te llevaré conmigo”

Mira asintió enérgicamente, haciendo una sonrisa. Ella realmente quería dejar al chico ver a sus padres después de que le contaran que ya estaban muertos.

“¡Gracias, Onee-chan! Mi nombre es Takuto”

“Entendido. Mi nombre es Mira. Déjamelo a mí”

La sonrisa del chico deslumbró a Mira hasta el punto de que no pudo evitar abrazarlo. Pero, alguien estaba muy en contra de esto.

“no no no. ¡De ninguuuuna manera! ¡Es una mazmorra de rango C! ¿Cómo demonios vas a llevar a este niño inexperto ahí?”

Apartando al chico lejos de mira, Emera negaba con su cabeza. El rango c significaba que solo aventureros de alto rango tenían permitida la entrada. No había manera de permitir entrar a un niño. El niño huyó del gremio de guerreros porque había estado intentando convencer a Emera constantemente de que lo llevara hasta el Antiguo Templo, pero ella siempre lo rechazaba.

Por supuesto, su decisión no era errónea. Era una zona para gente de rango C. No un sitio donde llevar gente inexperta incapaz de protegerse.

“¿Por qué no? siempre que él no tenga que pelear estará bien”

Mira declaró esto con cariño. Mira imaginó el camino hasta el quinto piso, y llegó a la conclusión de que no tendría problema llevando a un niño.

“No es tan simp… No tengo idea de lo fuerte que es tu grupo, pero el Antiguo Templo esta fuera de cuestión. Es demasiado peligroso”

Emera advirtió a Mira con una expresión seria. Pero, una extraña respuesta la estaba  esperando.

“Esto… Iré sola”

Se hizo el silencio. Emera estaba congelada, incapaz de comprender el significado de estas palabras. Parecía que iba a decir algo. Pero se tornó en una mueca de enfado ante las, desde su punto de vista, estúpidas y absurdas palabras de Mira.

“¡De ninguna manera, no, no y no! ¡No es un sitio al que se pueda ir solo!  Parece que realmente te has registrado en la Asociación hoy. ¿Cómo puedes no saber esto? ¡En una mazmorra de rango C incluso aunque evites tanto como puedas los combates no es un lugar al que se pueda ir con solo dos personas, y además con solo uno experimentado!

Emera alzó su voz y regañó severamente a Mira. La gente que pasaba por la calle miraba el origen de los gritos y la reconocían como la famosa aventurera Emera mientras abrían los ojos con sorpresa, Emera tenía la imagen de agradable y gentil hermana mayor y nunca la habían visto con ese humor antes.

Mira que recibía todo el peso de su ira, estaba angustiada debido a la fuerte reacción vertida sobre ella, por otra parte, el chico había comenzado a llorar de nuevo en respuesta a los gritos.

Viendo que el chico había comenzado a llorar de nuevo, Mira frunció el ceño un poco y miró a Emera de nuevo.

“Es imposible solo para tí”

Con esa respuesta Mira agarró la mano del niño, lo abrazó y empezó a alejarse. Habiendo recibido esa respuesta, Emera no podía decir nada más. Era cierto que para ella sería imposible ir al santuario antiguo y proteger al niño a la vez. Pero, aunque se lo hubiera dicho la chica frente a ella, Emera no podría creer algo así.

Tras haberle dicho todo eso, Mira hizo aquella declaración. El hecho de que se acababa de registrar en el gremio y ya era rango C se mantenía en la mente de Emera.

La fuerza de los magos no puede ser juzgada por  su aspecto. Era de sentido común en este mundo, pero Emera no podía saber cómo de fuerte era la chica frente a ella. ¿O era una tonta que estaba sobrestimando su propia fuerza? Emera no tenía forma de saberlo y Mira no parecía muy dispuesta a hablar, Emera alcanzó a Mira y la agarró del hombro.

“Espera”

“¿Qué? ¿Tienes algo más que decir?”

“Yo también voy”

Como aventurera, ella se preocupaba de cuanta fuerza tendría Mira, parecía que no se tomaba muy en serio el Antiguo Templo. Y si realmente estaba sobrestimando sus habilidades, no podía dejarla sola.

……

Por eso Emera decidió ir con ellos, fueron a un café para discutir los detalles. El café se llamaba “café de chocola” Este local era famoso por sus tartas de chocolate y su cacao.

“Bueno la primera pregunta para ti, Mira-chan. Pareces una maga, ¿Pero de que clase?”

Emera comenzó por examinar la fuerza de Mira. Iban a ir al Antiguo Templo Nebulapolis, el cual estaba lleno de no – muertos, tanto que era llamado “cementerio subterráneo”. Considerando los peligros del lugar, si Mira era una exorcista o sacerdotisa de alto rango, podría entender su confianza.

“Soy una invocadora”

Mira lo dijo mientras Emera llenaba sus mejillas con el plato especial, sobrecarga de chocolate. La esponjosa tarta de chocolate estaba rellena de mousse de chocolate con chocolate dentro, y sobre esta salsa de chocolate. Sin ser demasiado dulce, haría la boca agua de cualquier amante de lo dulce, no era un mal plato especial. El tamaño era parecido al de una tarta completa, por lo que podían compartirlo con Takuto que se sentaba tras ellas. De vez en cuando Mira le limpiaba la boca un una servilleta.

Emera miraba complacida la escena familiar ante ella cuando la palabra invocadora la hizo ponerse rígida.

Los invocadores son considerados como una especie en peligro de extinción. Emera no había escuchado sobre nuevos invocadores debido a la alta dificultad de ser uno.

Es por eso que Emera jamás había hecho grupo con ningún invocador desde que se había convertido en aventurera hasta ahora. Los únicos invocadores eran la elite sirviendo en las torres de plata. No debería haber muchos más allá de eso.

“Erm, no lo sé muy bien, pero… los invocadores… son fuertes?”

Ella estaba intentando averiguar la fuerza de Mira, pero ahora estaba incluso aún más confundida, así que hizo esa extremadamente simple pregunta. Y como si hiriera el orgullo de Mira que tenía gran orgullo de ser invocadora, al mismo tiempo Mira recordó las palabras del anciano sustituto, Creos. Y hasta Emera que se consideraba una aventurera de alto rango, hablaba como si nunca hubiera visto un invocador en batalla, Mira preguntó al cielo si realmente la despoblación de invocadores había llegado a tal punto.

Y entonces comenzó a pensar como realzar la dignidad de los invocadores con sus propias manos.

“Lo veras cuando llegue el momento”

Mira rio entre dientes, dando una vaga respuesta. Contrariamente, Emera solo se impacientó más, ya que si algo iba mal sería demasiado tarde para darse cuenta de que no podrían ganar.

……

Terminando con la charla, dejaron el “café de chocola”

“Bien, vayamos ya, tu deberías saber la dirección, ¿Podrías guiarnos?”

Entrecerrando los ojos por la luz del sol, Mira subió su mirada hacia Emera. La dirección del santuario antiguo estaba escrita en el reverso del pase que tenía, pero confiar en alguien que ya había ido sería más rápido. Pensando esto, Mira preguntó a Emera como si fuera algo natural. Escuchando esto Emera se quedó congelada de nuevo. Entonces se angustió otra vez

Takuto mostró sorpresa también.

“¡oye, estas yendo a una mazmorra de rango C! ¡No vas a ir sin ninguna preparación! ¡Cómo mucho, hoy nos prepararemos!”

Emera le dijo algo obvio. Por supuesto necesitas prepararte antes de entrar a una mazmorra. Y las preparaciones para una mazmorra de este nivel tomarían tranquilamente una semana completa. Por eso ni Emera ni Takuto pensaban que se haría nada hoy.

“Bueno, como desees. Entonces iremos mañana”

Mira quería acabar el asunto hoy, así que esto era problemático, pero no veía nada malo en que Emera quisiera prepararse así que o dejó estar.

……

Como aventurera de alto rango Emera era alguien competente. Se pasearon por diferentes tiendas para comprar todo lo necesario. Emera compró algo de medicina cara por si acaso.

Mira cayó en esta especie de turismo y compró todo tipo de repelente de insectos.

Takuto aprendió como usar las herramientas y medicinas de Emera. También solo por si acaso.

“Mira-chan, ¿de verdad que estarás bien?”

“No pasa nada, ya tenía planeado ir ahí desde el principio, así que ya tengo todo listo”

Con esas palabras, mira recogió su manga izquierda. En su muñeca estaba el terminal, que se llamaba brazalete operador.

“Bueno, estará bien entonces…”

Aún no muy segura, Emera ansiosa compró más medicina y herramientas, solo por si acaso.

Mira sin ninguna intención de comprar nada así la siguió. Ella ya tenía excusa para no comprar nada, y realmente tenía diferentes cosas dentro de la caja de ítems así que no era mentira del todo.

Tras comprar consumibles, los tres fueron al mercado de la ciudad a comprar comida.

Tiendas sirviendo comida estaban alineadas por una esquina de la calle principal. Emera fue directa hacia allí.

“Ara Eme-chan bienvenida. ¿Saldrás de nuevo?”

Emera fue a su tienda favorita de comida de aventureros. Solía comprar comida ahí siempre antes de salir de aventura. Esta tienda regida por una señora mayor tenía un buen surtido de comida procesada y de época.

Emera sonrió ligeramente cuando la mujer la recibió con una sonrisa amable.

“Si, iremos al Antiguo Templo mañana”

“Hohou. ¿Irás a por un pez gordo esta vez? Considerando tu habilidad, no debería preocuparme mucho pero ten cuidado”

“Gracias”

Emera mantuvo en silencio que lo haría junto a ella para evitar preocupaciones innecesarias. Pero, por supuesto, la mujer miró con gran interés.

“Eme-chan ¿estos son tus hijos?”

 “¡Por supuesto que no!”

Emera con la cara roja negó esa broma. Manteniendo un ojo en esta escena de drama familiar, Mira examinó la mercancía con mucha atención.

Al final, Emera compró carne ahumada y algunos vegetales y frutas deshidratados y congelados y los puso en su bolsa.

……

Fueron a la armería. Con armas metálicas alineadas dentro, varios clientes las sostenían para comprobar su condición.

“De todas formas Mira-chan, parece que no llevas ningún arma; ¿qué armas usan los invocadores?”

Emera pensó que Mira quizá puso su arma en su caja de objetos pero usualmente las armas se llevan cerca para usarlas rápidamente en caso de necesidad.

“No tengo ninguna, la invocación es un arma en sí misma”

“Hee, así que es así”

Mira no estaba equivocada, pero ella era de lejos diferente a los demás invocadores así que no podía hablar por todos. Muchos invocadores usaban bastones para mejorar su restauración y velocidad de MP. Como sea, Mira era experta en Senjutsu como su clase secundaria. La lucha con las manos es la clave de esta. Eso significa que los bastones molestarían para su segunda clase, así que estaba bien sin ellos. Emera no tenía ni idea de estas circunstancias ni de la clase invocador pero estaba bien con esa explicación.

En la tienda, el equipo fue elegido por Emera para Takuto. Era una mazmorra de rango C. Aunque no tuviera que pelear, no estaría bien dejarlo con ropa casual. De todas formas, Emera estaba cubriendo todos los gastos. Ella no iba a hacer pagar a un niño y esa cantidad de dinero no era tanta así que no le importaba demasiado.

……

“Fuu, esto debería funcionar. Bien, preferiría no tardar mucho más en preparaciones”

Finalmente acabadas las compras, Emera se sentó en una cerca de piedra que rodeaba una calle con un gran monumento. El sol ya se había puesto y las luces de las calles iluminaban a la gente que regresaban del trabajo.

“Sobre los planes de mañana, ¿está bien quedar a las 10 AM frente a la Asociación?”

“Si”

“¡Sí! ¡Muchas gracias!”

Con esas palabras, Mira se sentó junto a Emera; Takuto les hizo una reverencia.

“Entonces, es tarde ya, así que mejor lo dejamos por hoy. Mira-chan, Takuto-kun, ¿Dónde os estáis hospedando?”

“La casa de mi padre está al lado de la calle de la Asociación”

“yo pues… como se llama…”

Después de que Emera lo mencionara, Mira recordó que no había escuchado el nombre del hotel donde se hospedaba, y lo que le dijo Garrett sobre como regresar si se perdía.

“Si recuerdo correctamente, es el mejor en la ciudad o algo así.”

Mira respondió vagamente con los dedos en su barbilla.

Escuchando esto, Emera se encontraba con una cara completamente sorprendida y atónita, movió su mano a la frente. Comparó a las dos personas frente a ella. Takuto cubrió sus mejillas con ambas manos.

“¿Espera… ahí?

Emera con un gran suspiro apuntó sus ojos a una gran construcción iluminada por las luces de la calle. La iluminación mostraba su magnificencia.

“Oh, ¿Estaba ahí? No pensé que estuviera tan cerca”

Siguiendo su suspiro, Mira encontró lo que buscaba y tenía una forma familiar.

“Suficiente… no estoy sorprendida. Si, ya no me sorprenderás más”

Con su mirada moviéndose alrededor, Emera se levantó y agarró la mano de Takuto.

“Bien, entonces llevaré a Takuto-kun a su casa, así que ve directa a tu posada, ¿entiendes Mira-chan?”

Mirando a Mira, Emera recibió una mirada directa a sus ojos.

“S..si. Me he enfadado así que me voy a casa ahora”

Con esas palabras, Mira se levantó e hizo distancia con Emera. Ella aún no podía detener su enfado tras ser tratada así por una chica linda.

“¿si? está bien. Bueno, nos vemos mañana entonces”

“Si, te veo mañana, Takuto, nos vemos mañana, duerme bien esta noche”

“si, gracias, Onee-chan. Hasta  mañana. Cuento contigo”

“Entendido”

Respondida por la sonrisa de Takuto tras intercambiar despedidas, Mira empezó a andar hacia la posada. Emera sin moverse mucho observó que Mira iba en la dirección correcta y luego se dirigió a la dirección en que estaba la unión junto a Takuto.


Capítulo Anterior | Directorio | Capítulo Siguiente

Anuncios

3 pensamientos sobre “Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja – Capítulo 23”

  1. Gracias 🙂

    Me gusta

  2. yay^^

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s